Internacionales

Venezuela: Argentina citó al embajador de Nicolás Maduro

El diplomático venezolano había dicho que la preocupación de Mauricio Macri por la crisis era “insignificante”; luego explicó que quiso decir que era “irrelevante para la política local” de su país. Tensa reunion.

En medio de una fuerte tensión diplomática desatada por la crisis de Venezuela, la Cancillería argentina convocó hoy en caracter de "urgente" al embajador de Nicolás Maduro en Buenos Aires, Carlos Martínez, por haber expresado en declaraciones que la preocupación de Mauricio Macri sobre la sitiuación de Caracas resultaba ser "insignificante" para Caracas.

La reunión se produjo este mediodía cuando el vicecanciller Pedro Villagra Delgado citó al Palacio San Martín al embajador Martínez para pedirle explicaciones y aclaraciones sobre sus dichos que molestaron sobremanera al gobierno argentino.

Según relataron fuentes calificadas de la diplomacia argentina a este medio, la reunión entre el embajador de Venezuela y las autoridades de la Cancillería fue "áspera y tensa" y el gobierno de Macri pidió a Martínez que se retracte de sus dichos.

El vicecanciller Villagra Delgado le dijo a Martínez que su expresión de que la preocupación de Macri sobre la situación de Venezuela era "insignificante", como publicó, molestó al Presidente y esperaba una explicación. Allí fue cuando el embajador de Maduro dijo que no había dicho la palabra "insignificante" y que sólo se limitó a decir que las expresiones de preocupación de la Argentina resultan ser "irrelevantes para la política local de Venezuela".

En ese momento, según cotejó Infobae de dos fuentes del gobierno, el vicecanciller Villagra Delgado le dijo al embajador de Venezuela que "la violación a los derechos humanos en cualquier país del mundo y, en especial en América Latina, son más que relevantes para la Argentina y para todos los países de la región".

La tensión y el tono áspero de la charla no se frenó allí. Martínez intentó explicar que habían sido malinterpretados sus dichos en la prensa y que sólo quiso decir que la preocupación de la Argentina es "irrelevante para la problemática interna venezolana".

Pero el vicecanciller Villagra Delgado no se quedó conforme con esos dichos y le recordó al embajador de Venezuela que en los años 70 y 80 muchos países de América Latina reclamaron por la democracia en la Argentina cuando aquí había una dictadura. Luego le dijo que "nunca" se consideraron "irrelevantes" los reclamos externos por lo que estaba ocurriendo en el país en cuanto a la violación de los derechos humanos en ese entonces por parte de la junta militar.

De esta manera, el diálogo quedó por finalizado. El embajador Martínez intentó ensayar una suerte de disculpas por sus palabras y acusó a Infobae de "malinterpretar" sus expresiones. Pero ya era tarde para esas disculpas. El malestar del gobierno con Venezuela se sumó a la preocupación que tiene Macri por la profundización de la crisis de Venezuela al igual que lo expresaron sus pares de la región.

Ayer, en declaraciones a Infobae, Martínez calificó de "insignificantes" las expresiones de preocupación de Macri y del gobierno argentino sobre la crisis de Venezuela ante la decisión de Nicolás Maduro de disolver la Asamblea Legislativa. Martínez es un embajador político de mucha llegada al presidente Maduro y durante los años del kirchnerismo supo tener una estrecha relación con la ex presidente Cristina Kirchner y con los movimientos sociales que respondían a la jefa de Estado. Con el gobierno de Macri, el funcionario bolivariano quedó completamente aislado de la política oficial que es muy crítica del régimen de Maduro.

La convocatoria al embajador venezolano a la Cancillería se dio justo un día antes de que se reúnan en Buenos Aires los cancilleres del Mercosur en carácter de "urgente" para definir que harán con Venezuela. Se estima que el gobierno argentino abrirá mañana el debate sobre la posibilidad de que se le exija a Caracas el cumplimiento del Protocolo de Usuhaia que dio origen a la Carta Democrática del Mercosur y que debe ser cumplida por cada uno de sus miembros.

También analizarán la posibilidad de reclamar ante la OEA el apartamiento del régimen de Maduro teniendo en cuenta la Carta Democrática que rige en ese foro internacional para el respeto de los valores democráticos de cada uno de sus miembros. Hay posturas encontradas: mientras que Paraguay y Brasil se inclinan por avanzar con el apartamiento de Venezuela de la OEA, Uruguay está en una postura más dialoguista y el gobierno de Macri evalúa seriamente la posibilidad de atender la Carta Democrática para el caso de Venezuela.

Comentar





copie el código de verificación



1
ANMAC inauguró nueva sede en Corrientes
2
Canteros acompañó la celebración del aniversario de Santa Ana
3
Reintegro del 50%: Colombi apuntó contra “privados que mostraron absoluta falta de compromiso”
4
Sorbellini: “El Senado me abrió las puertas”
5
San Lorenzo clasificó por penales a cuartos de final