Deportes

Argentina cayó con Brasil a pesar de su buen juego y desnudó la crisis del fútbol

La selección argentina fue eliminada por Brasil en un partido plagado de irregularidades arbitrales que le quitan transparencia a la organización de la Copa América. Dos penales claramente cometido por los defensores “amarelhos” en perjuicio de la albiceleste no fueron cobrados a pesar de la utilización del VAR y hasta Lionel Messi salió a quejarse, al mejor estilo Maradona.



El dos a cero de Brasil contra Argentina selló la despedida del equipo nacional, que había llegado con la ilusión propia del retorno de Messi a los primeros planos después del fracaso del último mundial. Pero una vez más se confabularon los factores de fondo que bajaron la calidad del fútbol argentino hasta designar a un técnico de experiencia cero.
Leonel Scaloni llegó como interino después de la eyección de Sampaoli y cuando ningunó de los entrenadores de “alta gama” se mostró dispuesto a tomar la brasa ardiente que sigue siendo la Selección, con un director general octogenrio, César Menotti, que hasta se dio el lujo de criticar al equipo en los diarios donde lo contratron como columnista.
Los jugadores hicieron lo que pudieron, con dos tiros en los palos y jugadas bien planteadas que no alcanzaron para evitar dos certeros contraataques de Brasil, suficientes para anotar los dos únicos goles del partido.
Messi mirando al piso, tomándose el rostro de pesadumbre en medio de la cancha, fue una vez más la foto que resumió el desencanto argentino en una racha que ya lleva demasiados años de derrotas.
La dirigencia de la AFA no acusa recibo de las críticas, mientras la decadencia se apodera de los torneos locales, las potencias internacionales se llevan los talentos jóvenes y se pierde el principal nutriente del buen gusto que alguna vez caracterizó al deporte nacional por excelencia: la búsqueda de pibes con habilidades para la número 5.
Hoy la Asociación del Fútbol Argentino tiene la responsabilidad de replantear la estrategia. Chiqui Tapia, el hombre de Hugo Moyano que conduce la AFA después del escándalo del empate fraudulento que ahuyentó a Marcelo Tinelli, no muestra luces ni transparencia para seducir a los técnicos que encaren un proceso a largo plazo en pos de los resultados anhelados. Mientras tanto, la el fútbol argentino continúa su descenso a las profundidades.

Comentar





copie el código de verificación



1
Dólares: supercepo con límite de dos billetes por mes
2
Alberto Fernández es el nuevo presidente con un triunfo amplio pero sin cheques en blanco
3
Valdés celebró el triunfo en capital y las bancas de ECO
4
Renunció Evo Morales a la Presidencia de Bolivia, presionado por las Fuerzas Arma: un golpe de Estado que detonó a partir de la rebelión opositora